Las 5 preguntas del neuromarketer: el diseño de producto

5 preguntas del neuromarketer diseño de producto desarrollo web

Si quieres hacer un producto, marca o campaña que dé buenos resultados, antes que hacer un producto, marca, estrategia de mercadotecnia, de logística o ventas, debemos seguir una serie de preguntas muy al estilo de un investigador. En realidad un marketer que desee aplicar los hallazgos de las neurociencias sin duda debe ser curioso y usar metodología en sus procesos. En este caso te propongo uno deductivo y de carácter fenomenológico para la apropiación de información, Es importante expresar que no hay un neuromarketer “completo” por así decirlo sino que nos seguimos preparando y experimentando al respecto.

Es necesario primeramente como neuromarketer que encuentres un grupo de personas al que les quieras hacer llegar diversos beneficios, no los llamo productos ´porrque en este punto no han sido diseñados como tales. Una vez determinado un grupo o nicho específico que se ha congregado por algún motivo es necesario preguntarse:

1 ¿Qué hacen? ¿Quiénes son?

2.¿Qué necesidades tienen?

3 ¿Qué expresan desear?

4 ¿Qué producto ofrecerles?

5 ¿Cómo comprarán nuestro producto?

Todo  tiene un por qué y una consecuencia

Concepto de marca

Qué hacen- Quiénes son- te da el Concepto de marca

Que domo neuromarketer sepas qué hacen te da indicios de quienes son desde su autodefiniciónCon ello puedes pensar en que cualquier producto o marca que desarrolles para este mercado meta requiere una personalidad o estilo similar para que se sientan identificados.

Producto tangible

Qué necesitan te da el Producto a vender

Como neuromarketer conocer las necesidades específicas que los identifican como segmento te permitirá saber cuales son los productos que para ellos resultan de consumo básico para poder seguir definirse como tales.

Formatos de promoción

Qué dicen desear

El neuromarketer que sabe qué es lo que expresan desear obtiene indicios de dónde podrías venderlo y con que elementos enriquecer el paquete de venta de un producto o servicio. Es decir que en realidad las personas rara vez expresan sincera y abiertamente lo que quieren porque muchas veces el castigo social por prejuicio o por dogma gregacional condiciona sus respuestas.

Si sólo te fijas en lo que te dicen que quieren pronto estarás confundido y frustrado. y es el error más común que como neuromarketer deseas evitar.

Producto especializado

¿Qué producto ofrecerles realmente? Te da el nombre de marca, producto o concepto

En el momento en que el neuromarketer ya sabe qué necesitan para seguir siendo quienes son y sabes dónde venderlo y con qué paquete o en qué presentación ahora sí ya estás hablando de un producto que está hecho a la medida real para un nicho específico.

Emociones

¿Cómo comprarán el producto? te da los detonadores emocionales para impulsar la venta.

La mayoría de las compras se realizan de manera instintiva para cubrir una necesidad. Cuando es una necesidad percibida como básica para poderse autodefinir la justificación hace que la decisión de compra sea practicamente imperceptible. Si tu producto es de lujo ¿qué motiva al consumidor a adquirirlo; ansiedad, orgullo, alegría, placer?

¿Y el precio?

Si bien es cierto que el precio viene determinado por el nivel de relevancia que le otorga el grupo a ciertos productos por cuestión de concepto. Es decir que la gente compra porque otros compran porque a su vez les satisface emocionalmente y después justifican racionalmente el precio de un producto pero en realidad es por una estimación dada por percepción instintiva y eso como neuromarketer puedes intuirlo “poniendote en su zapatos” además de contar con las bases de datos realizadas con base a pruebas de estimulo-reacción neurológica.

Veamos un ejemplo:

¿Cuánto cuesta una naranja?

¿Cuánto cuesta una naranja orgánica?

¿Cuánto cuesta una naranja orgánica que ha sido traída de holanda?

¿Cuánto cuesta una naranja enriquecida a través de los nutrientes de campos especializados?

¿Cuánto sería lo justo por ayudar a tu hijo pequeño a que no se enferme y sufra de malestares por un cambio brusco de temperatura?

En cada caso la pregunta fue elaborada con base a un elemento diferenciador o variable con la cual podemos medir el índice de impacto y potencial racional y emocional de compra.

¿Tú como neuromarketer por cuál te inclinarías para vender naranjas en invierno, que dicho sea de paso no son de

temporada?

Existe mucho más que aprender al respecto al ser neuromarketer, sin embargo juntos podemos hacer crecer el conocimiento y compartir la experiencia que tenemos.

Da click en el banner a continuación y hagamos equipo.

Gerardo Torres

Comunicólogo y orador. Inconforme en busca del Zen de las marcas. Creativo y siempre en formación; con ganas de aprender más.

Si te gustó este artículo compártelo y si tienes alguna duda estamos a tus órdenes en el link de "Hagamos Equipo" en el menú superior.

  @sistemex